lunes, 27 de octubre de 2014

"El zorrasno"

(Burricus-Zorre)

Podemos ver al zorrasno en el noreste de la península (España) y en algunas zonas aisladas del sur de Francia. 

Se sitúa el orígen de esta especie hace 500 años en Cataluña, probablemente cuando una zorra con mucha labia engañase a un asno para aparearse con él. (Ya sabe de la audacia de esta especie)
Aunque hay varias teorías al respecto, podéis consultar algunas interesantes en la siguiente bibliografía:

Mas lista que una zorra. Albert Polloc. Editorial Can, 1986.
A burro no me gana nadie. Monserrat García. Editorial Pastoral, 1998.
Burro grande, ande o no ande. Bruno Mora. Editorial Entre Lápices, 1980.


Aunque no es una especie que se caracterice por su gran tamaño (aproximadamente el de una hiena) pueden llegar a alcanzar los 100/150 kg en su madurez y los 160 cm hasta la parte más alta de la cabeza. Generalmente las hembras son más grandes. De gran musculatura, la tercera parte de su peso corporal reside en la cabeza, por lo que posee un cuello dotado de una gran fuerza.

De inteligencia ramplona en la primera etapa de su vida, alcanza su madurez intelectual a los 7 años, ya que la mezcla de genes burro-zorro, hacen que tenga una inteligencia justita. (Más tonto que un burro - Más listo que un zorro) Llegan a vivir 14 o 16 años; aunque se conoce algún caso aislado que ha llegado a los 20. Curiosamente en el que predominaban los genes del burro.

De alimentacion básicamente herbívora, es capaz de dar grandes saltos para abalanzarse sobre pequeñas presas con las que completa su alimentación.

Con 8 meses y medio de gestación, es común que tengan entre 1 o 2 crías. 

Actualmente es una especie que goza de buena salud, ya que según el último recuento de 2010, unos 1.500 zorrasnos habitan en libertad solo en nuestro país.